Arcilla y sus secretos

arcilla, belleza natural, cosmetica natural belleza y cosmetica natural

Existen muchas arcillas pero las que más necesitamos en belleza son : el Caolín, la Illita y la Montmorillonita.

Todas las arcillas tienen propiedades absorbentes, antisépticas, bactericidas, cicatrizantes, descontracturantes, anti-inflamatorias y limpiadoras. Según su composición, estimula más o menos la circulación, hidrata y suaviza la piel y el cabello.

El Caolín: arcilla blanca, rica en sílice y en alúmina tiene poco hierro, lo que la hace suave para la piel y las mucosas. Dotada de un poder absorbente es muy eficaz en casos de hinchazón o intoxicación alimentaria. Su empleo es externo como interno. Cicatrizante, anti-bacteriana, hemostática, calmante y anti-inflamatoria se utiliza para gárgaras y enjuagues.

En cosmética es idéal para mascarillas y tratamientos faciales. Suavizante, purificante, descongestionante y calmante conviene a las pieles sensibles, secas y maduras y para los cabellos frágiles.

La Illita: arcilla polivalente, rica en hierro se utiliza externamente. Tiene un fuerte poder absorbente y en uso terapéutico es anti-bacteriana, cicatrizante y hemostática es poco remineralizante. Se emplea en cataplasmas para contusiones, esguinces, tendinitis y torceduras también para bombear el pus de las heridas.

En cosmética tiene una acción purificante y elimina el exceso de sebo, conviene para pieles y cabellos normales, grasos y mixtos. De color verde pero puede ser también rojiza o amarilla.

La Montmorillonita: arcilla rica en sílice, alúmina y magnesio con poco poder absorbente. Es la arcilla la más eficaz en el plan terapéutico y cosmético. En una palabra; ¡la tierra para todo! Remineralizante, elimina las toxinas y se utiliza tanto internamente que externamente. Conviene a todo tipo de pieles y cabellos. Generalmente de color verde puede ser blanca, roja o azul.

El Ghassoul: arcilla que limpia proviene de marruecos al pie del Atlas. Es utilizada desde siglos para los cuidados de belleza y higiene. Tierra absorbente que elimina impurezas y limpia suavemente la piel y el cabello.

Algunas recetas:

Champú seco; mezclar a partes iguales arcilla y bicarbonato de sodio. Con el polvo obtenido esparcir en el cuero cabelludo. Te permite dar espacio a tus champús ya que absorbe la grasa y da más cuerpo a los cabellos finos.

Mascarilla cabello graso; 4/5 cucharas soperas de ghassoul, igual de agua (mejor utilizar un agua floral), 1/2 cuchara café de sal marina y 8 gotas de aceites esencial de limón o romero. mezclar bien y esparcir la pasta en el cuero cabelludo intentando no tocar el largo. dejar actuar 20 min y aclarar con agua tibia. hacer un champú suave.

Desodorante; el caolín es una buena herramienta para absorber olores y humedad espolvoreando axilas y pies.

Algunos consejos…

Es importante comprar arcilla pura 100% por un uso cosmético ya que si no lo es puede contener metales y tener efecto contrario en la piel. Utiliza herramientas de vidrio, madera, ceramica o porcelana para prepara tus mezclas. Deja pausar tu mascarila o exfoliante cuando la preparas, si la utilizas 1h más tarde le das tiempo a los principios activos de la tierra de desarrollarse. No dejes secar una mascarilla en tu piel, la arcilla “tira” y irrita si tienes una piel sensible. Humidifica tu piel antes de ponerte la preparación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *